Martes, 01 Agosto 2017 18:50

Estudio de ADN revela que los libaneses son descendientes de cananeos bíblicos

Un nuevo estudio de dos investigadores del Instituto Wellcome Trust Sanger en Gran Bretaña concluye que el pueblo libanés es descendiente de los cananeos bíblicos.
 
Los arqueólogos utilizaron el ADN de los huesos de cinco personas que eran cananeos. Vivieron entre 3.750 y 3.650 años y murieron en la antigua ciudad bíblica de Sidón.
 
Marc Haber y Chris Tyler-Smith y su equipo de investigadores extrajeron el ADN.
 
"Los ancestros cananeos estaban muy extendidos en la región, y varios grupos que probablemente eran culturalmente diferentes compartían el mismo patrimonio ancestral", dijeron Marc Viver y Chris Tyler-Smith del Instituto a Live Science.
 
Los investigadores luego compararon sus hallazgos con el ADN de 99 libaneses y con secuencias de ADN antiguo de más de 300 personas de una antigua base de datos de ADN.
 
Sus estudios revelaron una "amplia superposición" entre el ADN de los cananeos que examinaron y el pueblo del Líbano. Los investigadores dicen que algunas de las variaciones genéticas que encontraron indican que los cananeos antiguos pueden incluso haber parecido libaneses modernos en cuanto a la piel, los ojos y el color de cabello.
 
El estudio concluyó que los libaneses de hoy descienden de los cananeos, "con un poco de cazador-recolector oriental y la influencia de la estepa euroasiática" añadido a la mezcla hace unos 3.000 años.
 
"La genética tiene el poder de llenar estas brechas", dijo Haber y Tyler-Smith a Live Science.
 
Los cananeos fueron mencionados en el Antiguo Testamento y estaban a menudo en desacuerdo con los israelitas. Se ordenó a los israelitas que los expulsaran de la tierra.
 
“Y Josué dijo a los hijos de Israel: Acercaos, y escuchad las palabras de Jehová vuestro Dios. Y añadió Josué: En esto conoceréis que el Dios viviente está en medio de vosotros, y que él echará de delante de vosotros al cananeo, al heteo, al heveo, al ferezeo, al gergeseo, al amorreo y al jebuseo. He aquí, el arca del pacto del Señor de toda la tierra pasará delante de vosotros en medio del Jordán”, (Josué 3: 9-11)